” Bajan las listas de espera y la negativa de las familias a la donación de órganos”

Suma y sigue. La actividad trasplantadora en Sevilla no ha levantado el pie de acelerador desde que en 1978 tuvo lugar el primer injerto de órganos, en concreto de riñón.

El principal hospital de la región, el Virgen del Rocío, ya bate su propio récord pasando en 2015 de 123 implantes renales, que era su máximo histórico, a 137, 11 de ellos infantiles, y 14 procedentes de donantes vivos.

Las intervenciones en el Virgen del Rocío a lo largo del 2016 han sido incesantes, superando, en total, los 200 trasplantes de órganos.

Además, es el centro que ha desarrollado el mayor número de trasplantes hepáticos de toda Andalucía (59) y los de corazón sumaron un total de 16. El balance se completa con numerosos injertos de tejidos óseos, osteotendinosos y de córnea.

No menos importantes son los trasplantes de progenitores hematopoyéticos, tanto de médula como de sangre periférica, ya que se efectuaron 140 el año pasado.

En concreto, los profesionales de la Unidad de Hematología realizaron 73 trasplantes autólogos (del propio paciente) y otros 67 trasplantes alogénicos (de otra persona), de los que 31 eran de donantes emparentados y otros 36 no emparentados, por lo que el Hospital Virgen del Rocío es de los centros de España que realiza un mayor número de trasplantes alogénicos no emparentados con éxito.

El trasplante de piel humana autóloga es otro hito de la sanidad pública andaluza al que han contribuido los profesionales de la unidad de Grandes Quemados y Cirugía Plástica del hospital hispalense, que benefició a un paciente gran quemado ingresado en esta unidad.

Se efectuó en julio del año pasado gracias al trabajo en equipo, ya que la piel fue fabricada por ingeniería de tejidos en Granada, bajo los estándares europeos de fabricación de medicamentos (GMP, de sus siglas en inglés Good Manufacturing Practices), y con la coordinación de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas.

Pero para que haya trasplantes tiene que haber donantes y, en este sentido, gracias al compromiso de los profesionales así como la solidaridad de las familias sevillanas, por primera vez en Sevilla, la tasa de donación de órganos y tejidos ha superado los 40 donantes por millón de población.

En concreto, tal y como publicó ABC el pasado sábado, se sitúa en 42,8 donantes por millón de población, un dato muy importante dado que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) lo considera el umbral apropiado para evitar el crecimiento de las listas de espera.

La Coordinación Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva, liderada por Juan José Egea Guerrero —ha obtenido la certificación europea en coordinación de trasplantes del Consejo de Europa—, lleva dos años constatando este incremento en la generosidad de los sevillanos, ya que en 2014 la tasa se encontraba en 30,9 donantes por millón de población.

Otro aspecto a destacar es que el Virgen del Rocío es el centro andaluz que ha desarrollado el mayor número de donaciones a corazón parado o en asistolia.

La primera donación de este tipo se realizó por primera vez en un hospital privado de Sevilla, concretamente el Quirón Sagrado Corazón, en mayo del año pasado.

Por último, hay que destacar que todos los hospitales de Sevilla y su provincia han alcanzado su máxima cifra de donantes de los últimos cinco años. Así, el Virgen Macarena ha pasado de 10 a 14 donantes, el hospital de Valme de 5 a 7, el consorcio público sanitario del Aljarafe de 0 a 5, el hospital La Merced de Osuna de 3 a 4, y el Sagrado Corazón de 1 a 2 donantes.

La aceptación de la donación en 2016 se ha incrementado hasta el 88%, cuando la media habitual de los últimos años en la provincia rondaba el 81%, siendo la media nacional del 84% y la de Andalucía del 86%. Todo ello es resultado del esfuerzo de los profesionales que se ponen en contacto con los familiares y que hacen la peor pregunta en el peor momento, y de la generosidad y concienciaciòn de la ciudadanía pues, a pesar de lo que diga el donante en vida, es la que tiene la última palabra.