Lamentablemente no es un hecho aislado. La Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos (Hepa) denuncia que un porcentaje muy alto de los padres que han donado un órgano en vida han tenido problemas laborales y en la mayoría de los casos han perdido su puesto de trabajo. Por eso, han puesto en marcha una petición a través de la plataforma change.org, para que, por ley, se impida que un donante cobre menos o sea despedido del trabajo por no estar protegido por una baja laboral.

«Pedimos que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante», explican.

De este modo se evitarían casos, como los que sirven de ejemplo en la petición: el de un padre que fue despedido tras pedir unos días de baja y otros de vacaciones para poder desplazarse a Madrid y someterse a la operación para donar parte del hígado a su hija. «La vida de mi hija dependía de que yo le donara parte de mi hígado», asegura, pero a una semana de la intervención, le llamaron al despacho del director de Recursos Humanos y le despidieron. «Lo que más me dolió fueron sus palabras: “Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija“», señala.

Otro de los casos que ilustran esta situación es el de un progenitor que cuando llevó los justificantes de las pruebas médicas por los días de ausencia se encontró como respuesta que «eran pruebas voluntarias y que no estaba enfermo y que no podían aceptar la justificación, que la solución era pedir una excedencia».

Precisamente, la semana pasada, durante su intervención en la XIV Reunión Nacional de Coordinadores de Trasplante y Profesionales de la Comunicación, el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, pidió para el donante vivo una protección social y laboral similar a la de una mujer durante el embarazo y postparto y evitar así que éste pueda ser despedido durante el proceso de donación. Matesanz pidió esta «modificación legal», en la que fue su última comparecencia pública antes de abandonar la ONT.

Fuente: ABC